Departamentos y servicios

Atención médica primaria

Atención médica primaria

Nuestros médicos de cabecera atienden niños, adultos y ancianos en consultorios cerca de donde usted vive o trabaja. Los atentos médicos especializados en medicina interna y familiar administran exámenes médicos completos para mantener saludables a los pacientes. Con nuestro compromiso de tratar de forma integral al paciente, logramos favorecer el bienestar y dignidad de cada persona.

Para escoger a un médico adecuado a sus necesidades, pulse con el ratón en Buscar médico, o llame al 708-660-INFO (4636), donde nuestras operadoras pueden brindarle asistencia en español.

Para niños

La atención pediátrica conveniente y solícita logra mucho para mantener saludables a los niños a medida que crecen. Ya sea que su hijo sea infante o adolescente, nuestros médicos de medicina familiar e interna se encargan de todo, desde exámenes médicos generales, exámenes médicos y vacunas para la escuela, afecciones comunes entre los niños—como infecciones del oído, hasta condiciones crónicas como el astma. Y nuestros médicos prestan atención con solicitud tanto a las inquietudes de usted como progenitor, como a los sentimientos distintivos y necesidades propias del desarrollo de su hijo.

Para adultos

Mediante exámenes médicos programados con regularidad, exámenes periódicos de salud y tratamientos de enfermedades y lesiones, nuestros médicos internistas y familiares trabajan con denuedo para mantener saludables a hombres y mujeres en todas las fases de la edad adulta. Con atención a los detalles relacionados con la salud de usted, nuestros médicos se toman el tiempo necesario para familiarizarse con su caso, escuchar sus inquietudes, responder sus preguntas y tratar trastornos comunes.

Para ancianos

El cambio es parte natural del proceso de envejecimiento, pero la enfermedad y debilitamiento no tienen que serlo. Nuestros médicos se esfuerzan por mantener a los ancianos tan saludables como sea posible mediante exámenes médicos generales periódicos, manejo de condiciones crónicas—como la alta presión y la pérdida de oído, y la detección oportuna de enfermedades.